_________________________________ 

_________________________________ 

13/3/08

DICEN LOS MEDIOS: UNA MIRADA DE LA JUSTICIA

Quien critica pierde | LANACION.com
Quien critica pierde

Por Adrián Ventura

Miércoles 12 de marzo de 2008 | Publicado en la Edición impresa 

La renuncia del camarista de Casación Alfredo Bisordi; el inminente desplazamiento del secretario general del Consejo, Pablo Hirschman, y la existencia de varios proyectos sobre el impuesto a las ganancias de los jueces tienen un mensaje claro: quien saca los pies del plato pierde.

Bisordi enfrentó al entonces presidente Néstor Kirchner cuando éste lo criticó por demorar causas vinculadas a los derechos humanos y pagó con su cargo. El juez transcurrió toda su vida en la Justicia; es un hombre recto, un jurista inteligente y nunca cometió actos de corrupción ni el Consejo encontró pruebas para removerlo. Pero cometió dos pecados: no comulga con las ideas políticas dominantes y se animó a enfrentar al ex presidente. Ante el escándalo que hubiese significado destituirlo sin razones serias, y ante la indiferencia de muchos de sus colegas, el Consejo lo dejó llegar a la etapa de la jubilación.

Hirschman, por su parte, es uno de los secretarios más capaces de la Corte, que ocupa un alto cargo técnico en el Consejo. Cuando, hace una semana, LA NACION denunció la existencia de varios ñoquis en el Consejo -según confirmó una alta fuente de la Corte-, ese organismo intuyó que él había sido la fuente de tal información. Nadie se ocupó de mirar si los funcionarios aludidos cumplen tareas para justificar los altos sueldos que cobran.

Hubo, ayer, otra renuncia, aunque no responde a la lógica anterior: la de Nicolás Reyes, el administrador general de la Corte. Reyes es un hombre muy lúcido y curtido en la vida partidaria. Pero el agotamiento de su tiempo político y su delicado estado de salud lo llevaron a la renuncia. Más allá de cualquier matiz, Reyes tuvo un mérito: unificó la administración de todo el Poder Judicial, conciliando gastos con recursos. Aportó racionalidad económica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se reservan derechos de publicación.

ULTIMAS NOTICIAS